/
/
/
/
/
/
   
Cardenal Errázuriz envía carta de desmentido a La Tercera
Martes 26 de Octubre del 2004
  
Una carta desmintiendo informaciones publicadas por La Tercera, en su edición del domingo 17 de octubre pasado, envió el Cardenal Francisco Javier Errázuriz. La misiva fue publicada en el mencionado matutino el domingo pasado y su texto es el siguiente:


Santiago, 22 de Octubre de 2004


Señor
Cristián Bofill
Director Diario La Tercera
Presente

Señor Director,

Con relación al articulo “El frustrado gesto del Cardenal a Alvear”, quisiera dejar en claro lo siguiente:

1. Siendo que la visita al Santo Padre de la Sra. Soledad Alvear como Ministra de Relaciones Exteriores, era un asunto entre el Gobierno de Chile y la Santa Sede, no tuve intervención alguna en ese tema, ni ante el gobierno ni ante el Vaticano. Por lo demás, así lo expresó a La Tercera el Embajador de Chile, don Máximo Pacheco, cuando oportunamente fue consultado. Pero ustedes insisten en que yo fui el articulador de dicha entrevista, lo cual es falso.

2. No obstante el aprecio que le tengo a la Sra. Soledad Alvear, como asimismo a un gran número de hombres y mujeres que sirven al país, no es cierto que la encuentre con relativa frecuencia, ni en sus oficinas ni en su casa ni en la mía. Tampoco corresponde a la verdad que el martes 17 de agosto yo haya citado a la Canciller a mi oficina (u a otro lugar). Tampoco existió una reunión privada con la Ministra sobre su visita a la Santa Sede después de su renuncia al cargo.

3. ¿Qué es cierto? En este año, en una sola oportunidad tomé la iniciativa para conversar con ella sobre un asunto ético de gran importancia que se debatía en un foro internacional. Por otra parte, el 17 de agosto ella pasó un momento por el lugar en el cual estaba reunido con sacerdotes para expresarme su apoyo ante opiniones adversas a mí que aparecieron en la prensa Y en el acto por los 30 años del magnicidio del General Prats, ocurrido un día después de su renuncia, me interesé por saber si el Presidente le pediría a ella que fuera a Roma o a su sucesor. No lo sabía. Era una lástima que no pudiera visitar al Papa, después de haber preparado con mucho interés ese encuentro.

4. Con estos pocos elementos La Tercera entreteje la trama de una imaginada y sutil intervención política de mi parte. Nada más lejos de mis intenciones. No se me ocurriría hacer gestiones para inclinar la balanza a favor de un precandidato u otro. Mi misión es otra; es pastoral y no política. Sólo quiero anunciar el Evangelio y apoyar a todas las personas y a las comunidades que así lo anhelen, para que se encuentren profundamente con Jesucristo y su Evangelio, y procuren el bien de las personas y de la sociedad, siendo coherentes con la dignidad de toda persona humana y con su sed de justicia, de comunión y de paz.

Le agradezco la publicación de este desmentido este domingo o el siguiente, destacándolo de igual manera que el artículo mencionado.


† Francisco Javier Errázuriz Ossa
Cardenal Arzobispo de Santiago


Santiago, 26/10/2004