/
/
/
/
/
/
   
Congregación del Buen Samaritano celebra 30 años

Con mucha alegría las religiosas y la comunidad en general darán gracias a Dios por estos años de servicio a los más sufrientes.
Miercoles 17 de Diciembre del 2008
  
La congregación de las Hermanas del Buen Samaritano está celebrando tres décadas de servicio a las personas más postergadas y enfermas de nuestra sociedad.

Este aniversario se celebrará con una Eucaristía el jueves 18 de diciembre, desde las 11:30 horas, en el recinto de las religiosas en la ciudad de Molina, VII Región del Maule, y será presidida por Monseñor Horacio Valenzuela, Obispo de Talca.

En la oportunidad se dará gracias a Dios por estos 30 años de vida del Buen Samaritano, desde que fuera aprobada esta iniciativa de la hermana Irene García de Prado en 1978, con la autorización de Mons. Carlos González Cruchaga.

En la casa-hogar de Molina se atiende en la actualidad a más de 250 enfermos terminales. La gran mayoría proviene de los sectores más pobres de la Séptima Región. Pero también hay enfermos del resto del país, porque la pobreza no tiene territorialidad. La congregación se responsabiliza de la atención médica y de enfermería, de financiar los siempre costosos tratamientos médicos, como también, de la alimentación y estadía de los enfermos.

En el policlínico externo, se da atención de salud a los cientos de personas que llegan los días lunes, miércoles y viernes, en un esfuerzo enorme, las Hermanas del Buen Samaritano apoyan a la pobre gente aliviándolos en sus enfermedades, curaciones de heridas impresionantes, no aceptadas en lugares de salud, a veces de muchos kilómetros de la casa de Molina, y ayudándoles a encontrar esos medicamentos siempre caros y escasos por el magro ingreso económico de la gente más pobre.

Fuente: Comunicaciones Talca


Talca, 17/12/2008