/
/
/
/
/
/
   
Programa conmemorativo fue presentado a la prensa
Ñublensinos orarán por las víctimas del terremoto de 1939

Los 70 años del terremoto serán conmemorados con un acto público en el atrio de la Catedral, una ofrenda floral en el Cementerio de Chillán y una misa solemne dedicada a los fallecidos.
Martes 20 de Enero del 2009
  
A los pies de la Cruz Monumental de Chillán, símbolo recordatorio de las víctimas del terremoto del año 1939 y del agradecimiento de la ciudad a la ayuda que entonces recibió desde distintas partes del mundo, fue presentado el programa conmemorativo por los 70 años de dicha tragedia.

El objetivo de estas actividades –organizadas por el Obispado, la Municipalidad de Chillán, y la Gobernación de Ñuble- es elevar nuestra oración comunitaria por todas aquellas personas que fallecieron por causa del sismo y que en muchos casos fueron enterradas en fosas comunes de distintos puntos de la provincia, sin ser identificadas ni recibir responso.

El programa fue presentado en un punto de prensa, donde se reunieron el Obispo Diocesano, monseñor Carlos Pellegrin; el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar; y en representación de la gobernación, Ricardo Jara.

Las actividades se iniciarán el viernes 23 con un acto público conmemorativo a las 21 horas, en el atrio de la Catedral de Chillán, donde habrá presentaciones artístico-culturales, palabras de nuestras autoridades, y la exhibición de inéditos testimonios audiovisuales y personales de sobrevivientes, junto a un video de la Cineteca Nacional sobre la visita del ex Presidente Pedro Aguirre Cerda. Al finalizar se realizará una oración ecuménica con signo de la luz, simbolizando los 70 años del terremoto.

El sábado 24, las autoridades y sobrevivientes del terremoto se reunirán a las 11 horas en el tercer patio del Cementerio Municipal de Chillán, para depositar una ofrenda floral en la escultura de la artista Helga Yufer Kowald, dedicada a la memoria de las víctimas del terremoto y que está ubicada a un costado de la fosa común de quienes fallecieron en la catástrofe.

Finalmente, el domingo 25 al mediodía, se invita a la comunidad a participar de la santa misa en la Iglesia Catedral, dedicada a orar por las víctimas del terremoto y el eterno descanso de sus almas junto a Dios.

Sentido de la conmemoración

En su encuentro con la prensa, el alcalde Sergio Zarzar señaló que el terremoto de 1939 marcó un antes y un después en la historia de Chillán, por lo que a 70 años de ocurrido este suceso, es muy oportuno unirse como comunidad para rendir un justo homenaje a las personas que entonces perdieron la vida. Al mismo tiempo, agregó que es importante reconstruir los hechos, aprendiendo de ellos, a la luz de los recuerdos de sobrevivientes y familiares.

El gobernador Ignacio Marín no pudo estar presente por encontrase fuera de la ciudad. En su representación asistió Ricardo Jara, jefe de gabinete del gobierno provincial, quien manifestó que se acoge con mucha alegría la invitación a participar de esta iniciativa, pues junto al recuerdo de las víctimas, es una oportunidad para agradecer la fuerza y el tesón de tantos sobrevivientes que lucharon por levantar al pueblo ñublensino desde las cenizas.

Por su parte, el Obispo de Chillán, monseñor Carlos Pellegrin, manifestó que es necesario orar por las almas de quienes perecieron en esta tragedia, y por otro lado, descubrir en estos hechos la génesis de la identidad solidaria del pueblo ñublensino, la misma que hoy nos permite ser sensibles ante nuevos tipos de terremotos como los problemas económicos que aflige al agro chileno, la carencia de agua en los campos, y las situaciones que hoy viven los pobres, los postergados, las mujeres abandonadas y quienes sufren de violencia intrafamiliar.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 20/01/2009