/
/
/
/
/
/
   
Bienvenidas a la educación superior
Universitarios católicos de Chillán llaman a “mechoneos con amor”

Un amplio llamado a respetar la dignidad de los nuevos estudiantes, hacen jóvenes de AUC-Chillán.
Domingo 22 de Marzo del 2009
  
Miles son los jóvenes que durante estas semanas se encuentran dando sus primeros pasos en la educación universitaria, y como es ya tradición, deben vivir la experiencia del mechoneo o iniciación. Una fiesta que en varias universidades conlleva preocupantes muestras de excesos o acciones que a veces pone en riesgo la integridad de los recién llegados por parte de los estudiantes de años superiores.

Un llamado a la innovación y a evitar actividades que caigan en la violencia hace la Asociación de Universitarios Católicos AUC en la Diócesis de Chillán, a través de su presidenta Camila Jara Aparicio, quien ve con preocupación como se ha ido perdiendo el sentido original de esta fiesta. “Los mechoneos y actividades recreativas de inicio de año en universidades e institutos profesionales, desde el punto de visto cristiano, deben ser concebidas como una bienvenida con amor; lo que no quiere decir que estemos en contra de las recepciones alegres, sino que tiene que ver con una invitación a hacerlas con dignidad”, expresó.

La invitación de AUC es ha realizar un “mechoneo con sentido”, donde se eviten las prácticas vejatorias, y se potencien actividades que rescaten el valor de la acogida. “Llamamos a reflexionar sobre cómo hacer recepciones innovadoras, para que sin ser actividades vulgares y denigratorias, se les permita a los jóvenes mechones hacer de estas actividades un recuerdo hermoso en sus vidas”.

Si bien durante este último tiempo han surgido iniciativas tendientes a cambiar esta realidad, como por ejemplo la campaña “Por un mechoneo sin excesos, no te vayai´ al chancho” del Instituto Nacional de la Juventud INJUV, es también necesario despertar un debate que sensibilice a los jóvenes universitarios sobre el rol que deben jugar como constructores de la sociedad, partiendo de experiencias como las prácticas de los mechoneos, concluyó Camila Jara.

Solo así se podrá recobrar el sentido original de esta fiesta universitaria, y se buscará evitar que la primera experiencia en la educación superior sea un recuerdo traumático para los estudiantes.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 22/03/2009