/
/
/
/
/
/
   
Valdivianos despidieron a jóvenes músicos de CIFAN

La Catedral de Valdivia se repletó de personas que despidieron a la Orquesta Juvenil CIFAN, que parte de visita a Italia este viernes 27 a las tres y media de la mañana, invitada por la Fundación Patrizia Nídoli en su X Aniversario.
Martes 24 de Marzo del 2009
  
Bajo la dirección de Cristóbal Urrutia y Pablo Matamala, la Orquesta Juvenil CIFAN interpretó una selección de obras como “Cascanueces” de Piotr I. Tchaikovski, “Cuadros de una exposición” de Modest Mussorgski, además de un repertorio de obras chilenas como “Viejo lobo chilote” (arreglo de Pablo Matamala) y “La rosa y el clavel”, de Jorge Martínez, concluyendo con “El Camahueto”, de Jaime Barría. Concierto que recibió, en más de una oportunidad, la ovación del público asistente, que repletó la Catedral.

El Concierto fue el espacio escogido para el lanzamiento del libro “Sueños que se vuelven música”, de los periodistas Daniel Carrillo y Daniel Navarrete, quienes la entregaron a Mons. Ignacio Ducasse, Obispo de Valdivia y Presidente de la Fundación CIFAN, y a María Elena Saavedra, Directora del Centro. Esta obra fue financiada por el Gobierno Regional de Los Ríos y será obsequiada a la Fundación Nídoli y benefactores en Italia.

En sus 15 años de vida, muchas han sido las manos solidarias que han contribuido a cumplir las metas y desafíos del Centro Integral Familia Niño, CIFAN. En este contexto, Mons. Ignacio Ducasse, Obispo de Valdivia y Presidente de la Fundación, entregó su gratitud a los asistentes por su constante apoyo. “La Orquesta es tal vez el proyecto más conocido de CIFAN, pero también existen otras iniciativas más silenciosas, todas encaminadas a formar personas que puedan servir a Dios. Por ello quiero agradecer a todos Ustedes, a toda la ciudad de Valdivia, por el constante apoyo que hemos tenido a lo largo de toda la historia del Centro”, precisó.

Más adelante agregó que “una expresión de ese apoyo, es la presencia de Ustedes aquí esta noche para compartir lo que estos hermanos nuestros llevarán a los hermanos de Milán; a todos los benefactores de CIFAN de Italia, traspasando nuestra propia identidad valdiviana y chilena a otros hermanos en otro continente. Esperamos que esta invitación tan importante y grande para la Fundación y en particular para estos jóvenes músicos pueda ser un encuentro con otras personas y cultura, un encuentro que hermana, ciertamente, la música. Nos confiamos a la mutua oración y reciban la bendición de este pastor”, concluyó.



Fuente: Comunicaciones Valdivia


Valdivia, 24/03/2009