/
/
/
/
/
/
   
Lunes 29 de junio
Iglesia de Chillán clausuró Año Jubilar Paulino

En la Diócesis de Chillán, hubo seis templos jubilares, designados por el obispo para la entrega de indulgencia plenaria. En todos, hubo celebraciones de clausura del Año Jubilar.
Lunes 29 de Junio del 2009
  
Como en distintas partes del mundo donde se profesa la fe católica, la Iglesia Diocesana de Chillán celebró la Clausura del Año Jubilar Paulino. Un especial tiempo de gracia que tuvo por sentido recordar los dos mil años del nacimiento de San Pablo, el Apóstol de los Gentiles.

La figura de San Pablo fue motivo de estudio y profundas reflexiones durante todo este período en la Diócesis, especialmente como modelo hacia el discipulado misionero para los católicos de hoy.

Uno de los grandes regalos de este Año Jubilar Paulino fue la indicación del Papa Benedicto XVI, para que en todo el mundo los fieles cristianos pudieran ganar indulgencia plenaria, en honor a San Pablo. En nuestra diócesis, hubo seis templos jubilares, designados por el obispo para la entrega de indulgencia plenaria: la Catedral de Chillán; la Parroquia San Pablo; la capilla del Monasterio de las Hermanas Sacramentinas; así como la parroquia Dulce Nombre de Jesús, por el decanato Costa; la parroquia San Carlos Borromeo, por el decanato Norte; y la parroquia San Miguel de Yungay, por el decanato Sur. En estos templos, los peregrinos tuvieron la oportunidad de elevar súplicas ante el altar del Santísimo Sacramento, acogerse a la confesión y rezar el "Padre Nuestro" y el "Credo", añadiendo pías invocaciones en honor de la Santísima Virgen María y de San Pablo.

A nivel diocesano, la clausura del Año Jubilar Paulino se realizó con varias celebraciones. En el caso de Chillán, ayer la comunidad parroquial de San Pablo se reunió entorno a la mesa del Señor en una solemne eucaristía, a las 11 horas, oficiada por Mons. Carlos Pellegrin, en concelebración con el padre Fernando Osorio, y los vicarios parroquiales. Por su parte, el decanato Chillán, hizo lo propio a las 18 horas, con una misa solemne en la Iglesia Catedral. La eucaristía fue presidida por el Obispo de Chillán en concelebración con los párrocos de la ciudad. Previamente, los fieles pudieron participar del sacramento de la reconciliación. En el caso del decanato costa, la eucaristía de clausura del Año Jubilar Paulino tuvo lugar este domingo, al mediodía, en la parroquia de Quirihue, hasta donde llegaron peregrinos de todas las parroquias del decanato. Y lo propio ocurrió en las parroquias de Yungay y San Carlos, donde se reunieron los decanatos sur y norte, respectivamente.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 29/06/2009